Imagínese…

Imagínese…

Imagínese tener que dejar todo lo que es familiar para usted- su casa, sus pertenencias, su familia- y tener que llegar a un hogar donde no hablan su idioma, comen diferente, y se ven distintos a usted. Es un poco temeroso, ¿cierto? Desafortunadamente, para los niños Latinos bajo la custodia del estado de Utah, esto es una realidad que ocurre frecuentemente debido a la falta de familias que compartan su misma cultura.

En el momento, hay más de 2900 niños que están bajo la tutela del estado y 700 de ellos son Latinos. Estos pequeños han sido removidos por razones de abuso o negligencia y necesitan un lugar que puedan llamar “hogar” mientras sus familias hacen lo necesario para volver a reunirse con ellos. Los niños bajo custodia necesitan lo mismo que cualquier niño- un techo, comida, ropa, consistencia, pero más que nada, alguien que los pueda apoyar en este momento tan difícil.

El trauma que puede ocurrir al ser removidos de su familia y todo lo que es conocido para ellos ya es significante, pero entre más conexiones podamos mantener, sería muy beneficioso para los niños. Esto incluye buscar familias lo más cerca a su familia natal y aunque hay bastante diversidad entre la comunidad Latina, tenemos más cosas en común entre nosotros que diferencias.

En el momento, hay más de 2900 niños que están bajo la tutela del estado y 700 de ellos son Latinos.

Por esa razón, se buscan familias temporales Latinas—¡Nuestros niños lo necesitan!

Si usted ha considerado ayudar, las clases en Español están por comenzar. Usted tendrá la oportunidad de conocer sobre el sistema de cuidado temporal, desarrollo infantil, trauma, disciplina, y otros temas. Las clases están diseñadas para darle herramientas a usted de saber que esperar cuando le abre su hogar a un niño necesitado y reafirmar su compromiso como familia temporal.

Si está interesado, lo invitamos a informarse más sobre el tema. Tendremos una noche informativa el próximo Miércoles, 7 de Febrero en nuestra oficina de Murray, donde una familia temporal nos contara su experiencia. Si no nos puede acompañar, llámenme al (801) 783-4303.

¡Gracias por su interés en ayudar a niños en nuestra comunidad!